El proceso creativo es todo. Nuestra fuente de consciencia presente viene del Creador. El artista visionario desarrolla su tècnica u oficio para poder plasmar / pintar lo màs claro posible la experiencia visionaria mìstica que recibe de la màs alta inspiraciòn. Las condiciones ideales para una gran obra de arte incluyen la experiencia mìstica visionaria como base del arte.Una visiòn es una joya de la vida, que puede cambiarnos la existencia. Una experiencia tal tiene que ser transmitida. En honor a una visiòn dedicamos disciplina y actividad pràctica respetando la magia de la energìa creativa y el arte de traer la visiòn para bajar este acto celestial a la tierra.                                                                                                                                                                              VIVIMOS TIEMPOS DE CAMBIO ACELERADO.                                                                                                  Mercedes Aparicio